Decoración

Suculentas: el árbol de jade o crassula ovata, ideal para decorar tu salón

El árbol de jade es un arbusto ornamental de hojas suculentas que alcanza una altura de 1 a 2 metros.

Es quizás la más popular y resistente de las llamadas plantas suculentas o crasas.

Cuando se planta en macetas, el árbol de jade se convierte en un árbol en miniatura, formando un bonsái casi natural. Sin embargo, en esta especie es bastante difícil modificar la posición de las ramas, que se rompen con facilidad.

Puedes decorar tanto ambientes interiores como exteriores, ya que se adapta a una amplia variación de luminosidad. Sin embargo, hay que tener cuidado de exponerla gradualmente al sol si la planta estaba a la sombra, para no provocar quemaduras en las hojas.

El árbol de jade es resistente a la luz solar directa

En el jardín, se adapta bien a sitios bien drenados. Es una planta ideal para los jardines inspirados en el desierto, combinando con otras suculentas y cactus.

La planta de jade parece un mini árbol, es una especie suculenta de follaje perenne y floración ornamentales. Es una de las suculentas más fáciles de cultivar, tanto para principiantes como para jardineros habituales.

Tarda un poco en florecer, pero la espera merece la pena. Puede adornar tanto ambientes interiores como exteriores, ya que se adapta a una amplia variación de luz.

Es muy fácil de cuidar, se desenvuelve bien en cualquier suelo que no sea demasiado húmedo, ya que no tolera el encharcamiento, que provoca una rápida putrefacción del sistema radicular y de la base del tallo.

Por ello, no deje nunca un plato debajo de la maceta de la planta y reduzca considerablemente el riego en invierno.

Cultivo del árbol de jade

La Crassula ovata es una planta muy fácil de cultivar, reproducir y cuidar. Debe cultivarse a pleno sol o a media sombra, pero hay que tener en cuenta que su floración será mayor si la planta está en una posición soleada. Se adapta a varios tipos de suelo siempre que estén bien drenados.

La planta de jade es una planta que tolera la sequía, el viento y la humedad del mar. Tolera las heladas ligeras en invierno. Hay que tener cuidado al regar, ya que si se riega en exceso, el tallo puede pudrirse. Se multiplica fácilmente por esquejes.

El árbol de jade atrae la riqueza y la prosperidad

Es una planta originaria de África, que ha ganado popularidad y belleza en todo el mundo por sus hermosas hojas verdes del color del jade y su forma ovalada que recuerda a las monedas.

Según muchos expertos en Feng Shui, las plantas irradian buena energía, positividad y afectan a todos los ámbitos de nuestra vida, especialmente en el mundo de los negocios.

La planta de Jade simboliza la buena suerte en todos los sentidos de la vida, atrae el dinero, la prosperidad, la riqueza material, la fortuna, la abundancia y las amistades maravillosas, profundas y duraderas.